account_circle

Selecciona Fecha

Hoy
  • lun.
  • mar.
  • mié.
  • jue.
  • vie.
  • sáb.
  • dom.
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 1
  • 2
  • 3
Pascual González: “’Cristo. Pasión y Esperanza’ es una ópera cofrade que une la esencia de la música con el teatro religioso y las nuevas tecnologías” Pascual González: “’Cristo. Pasión y Esperanza’ es una ópera cofrade que une la esencia de la música con el teatro religioso y las nuevas tecnologías” Pascual González: “’Cristo. Pasión y Esperanza’ es una ópera cofrade que une la esencia de la música con el teatro religioso y las nuevas tecnologías”

Pascual González: “’Cristo. Pasión y Esperanza’ es una ópera cofrade que une la esencia de la música con el teatro religioso y las nuevas tecnologías”

Publicado el 26/2/2019 por
Irene Dosil

·      El espectáculo aterriza el próximo 13 de abril a las 21:00 horas en el Auditori Fòrum de Barcelona

·      Más de 40.000 personas han disfrutado ya de la obra, que pasa por la Ciudad Condal días antes de dar el pistoletazo de salida a la Semana Santa

 ¿Qué representa para Pascual González y Cantores de Híspalis la actuación de ‘Cristo. Pasión y Esperanza’ en Barcelona?

Barcelona representa mucho en nuestra trayectoria artística. Ya -en nuestros primeros años- allá por la primera mitad de los 80, solíamos ir a Barcelona a presentar nuestros discos y de paso, buscarnos la vida en algunos locales underground de la ciudad, la cual fuimos conociendo a través de compañeros como Gato Pérez, Eugenio, Ricardo Novo y muchos otros que se iban convirtiendo en cómplices de nuestras aventuras musicales, igual que nosotros de las suyas.

Luego fuimos en infinidad de ocasiones. Justo Molinero tuvo la bendita culpa de popularizar nuestra música y nuestros espectáculos. De ahí que le guardemos un notable cariño que nunca se esfumó… Todos sabemos que después del vendaval viene la calma, por la que dejamos de ser nómadas para convertirnos felizmente en sedentarios y gozar de nuestra tierra, aunque nunca paramos de crear y parir espectáculos. Entre ellos, la obra ‘Cristo. Pasión y Esperanza’ que estrenamos en febrero de 2018 y que no deja indiferente a nadie, aupándose este año con 24 conciertos, en su mayoría, todos con el cartel de “Entradas agotadas”. ¡Algo tendrá el agua para que la bendigan!

¿Qué verá el público que asista?

‘Cristo. Pasión y Esperanza’ es una obra cofrade, de nuevo cuño, escrita y compuesta por Pascual González para un espectáculo musical determinado por una singular fórmula de imaginación que consiste en adicionar algunas esencias específicas de diferentes géneros musicales y escénicos consagrados y pertenecientes al árbol clásico de la música y del teatro religioso con otras variedades posteriores y más actuales del mismo tronco genérico y con ciertas posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías. Es decir, un libreto realizado gracias a la suma o fusión de: auto sacramental, drama litúrgico, música sacra procesional, cultura popular, folclore y tradición y nuevas tecnologías que da como resultado una ópera cofrade de música clásica y folclórica del siglo XXI.

¿Cuántas personas participan en el espectáculo?

La Ficha artística de la compañía es la siguiente:

Intérpretes principales: Pascual González y Cantores De Híspalis, con la colaboración de los artistas Alex Hernández y Diego Benjumea.

 La compañía:

1.    HÉCTOR PÉREZ CALA

Director Musical. Piano, teclados y secuenciadores.

2.    ÁNGEL MORILLA

Violonchelo, teclados y guitarras.

3.    MANUEL NIETO

Bajo eléctrico.

4.    DANI MORENO

Percusiones clásicas y sinfónicas.

5.    AGUSTÍN HENKE

Percusiones étnicas y ancestrales.

6.    LA CALETA

Quinteto coral, dirigido por Julio Pardo.

7.    LOS VIRTUOSOS DE LA CORNETA

Sexteto de Músicos

8.    ALBERTO NARANJO

Jefe Técnico.

¿A quién va dirigido el espectáculo?

Sirva el prólogo del libro de la obra, escrito por el periodista e historiador Carlos Navarro Antolín para llevar al lector al corazón de la obra:

Un trabajo con alma, una sinfonía de emociones

Un viaje a la cima de las emociones con curvas pronunciadas para el corazón. La tensión siempre encendida como una lamparilla de guardia. El ánimo agitado, en constante ebullición, despierto como un centinela de guardia. Una arenga al sentimiento con la voz tronante de un capellán castrense. Tiene usted en sus manos un producto con alma, un trabajo que reproduce fielmente el milagro vivido en primera persona por quien pisó esa raya de picadores que marca la frontera entre la vida, una vida en la que aguardaba la cálida cuadrilla de Juani y Carlos, y la ilusión de jóvenes como Alex Hernández y Diego Benjumea, y la muerte, una muerte que anunciaban los pitones aviesos de una dolencia que a punto estuvo de dejarlo en la penumbra.

Este Pascual González de hoy es quizás menos divino que en los célebres años noventa, pero mucho más humano en este precioso tiempo que le ha tocado vivir. Tuvo fe y se puso a cantar. Tuvo fe y se puso a componer. Tuvo fe y se fue a Tierra Santa para dar gracias por el hermoso don de la vida. Tuvo fe y se curó. Abrazó la cruz de su existencia siguiendo el ejemplo de su dulcísimo Jesús Nazareno y volvió a rezar, a declamar, a hacernos vibrar. ¿Y con quiénes mejor iba hacerlo que con su gente de siempre? Los Cantores de Híspalis. Pascual alzó el cirio luminoso de la vida, se lo llevó al cuadril y siguió adelante sin volver la vista atrás en clara expresión de futuro.

Este nuevo trabajo es el de mayor carga espiritual y, por lo tanto, el que ofrece una visión más trascendente y comprometida con sus creencias sin perder el estilo, sin olvidar las apuestas arriesgadas de siempre, sin dejar de cultivar esa innovación que ha hecho que este grupo tenga un sello propio. Cantores le pone letra a Los Pitos del Silencio, al Pasan los Campanilleros y al Adagio de Albinoni. Se hacen acompañar de gaitas, tambores, cornetas, coros, latines... Cantores busca a Dios a través de ese estilo único que incluye la narrativa rasgada de Pascual. Tiene usted una verdadera sinfonía de emociones en sus manos, la historia de Jesús Nazaret contada y cantada en clave sevillana, con vocación de apertura hacia todos los pueblos de España y con momentos en los que sentirá estar en alguna de las grandes producciones de Hollywood. Déjese llevar por la emoción. Escuche, vea y vibre. Llore, sienta y medite. Prepárese para estar en esa cima de las emociones a la que sólo los genios pueden y saben llevar al gran público.

Bienaventurados los que cantan porque verán a Dios y le rezarán cantando. Dios siempre aguarda al final del camino de la fe. Y los Cantores se han ganado a pulso tener un puente que siempre les espera, un puente hacia Dios en una larga trayectoria en la que siempre, siempre, son las cuatro de la tarde, en la que siempre la unión hace la fuerza y el cante conduce a esa cima, a ese paraíso que ahora, usted, también puede alcanzar a través de una sinfonía que le hará sentir la gracia de estar vivo.

 

Opiniones