Selecciona Fecha

Hoy
  • lun.
  • mar.
  • mié.
  • jue.
  • vie.
  • sáb.
  • dom.
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

David Guapo: “Yo lo que quiero es seguir haciendo cosas divertidas para la gente, sean en el teatro o en el cine”

Publicado el 28/2/2018 por
Clàudia Laporte

-El 2 de marzo se estrena ‘Sin Rodeos’, un filme dirigido por Santiago Segura y tercera película en la que participa David Guapo

-El humorista catalán asegura que quería ser una estrella de la NBA, que su máxima aspiración es ser feliz y que para estar en el TOP 5 de monologuistas hay que saber improvisar

REDACCIÓN: CLARA DE MELO

Entrevistamos a David Guapo un viernes por la noche, 45 minutos antes de que empiece su monólogo ‘Que no nos frunjan la fiesta 2’ en el Teatro Borràs de Barcelona. Llega sonriendo y nos saluda como si nos conociéramos de toda la vida. Hace bromas de cualquier gesto o comentario que hagamos y se ríe hasta de sí mismo. Aunque no lo haya buscado –quería ser una estrella de la NBA– es un humorista nato.

Este catalán de 37 años empezó en el mundo del arte como cantante –toca varios instrumentos–, siguió como humorista y ahora ha dado el salto a la gran pantalla. ¿Se queda con el teatro o con el cine?, le preguntamos: “No es una cuestión de si quiero hacer cine, teatro o tele, yo quiero seguir haciendo cosas que sean divertidas para la gente. Menos el striptease, de momento, todo”.

David Callejón –David Guapo como nombre artístico– nos revela en qué consistirá su próximo proyecto, que sabe decir ardilla en alemán y que la palabra que más gracia le hace es ‘babunda’: “Me la dijo un amigo ruso y me encantó; aún no sé qué significa”.


QHE- Has explicado en varios monólogos por qué te llamas David, pero no por qué tu nombre artístico es ‘David Guapo’. ¿Nos cuentas el por qué de ‘guapo’?

Me alegra que me hagas esta pregunta [risas]. Lo de ‘guapo’ viene de rebote, porque primero iba a ser alto y guapo, pero en realidad no soy tan alto y dije: bueno, pues lo dejo en guapo. Si alguien es guapo, es guapo.

QHE- Te entrevistamos días antes de que se estrene la película “Sin rodeos”, dirigida por Santiago Segura. ¿Qué nos puedes avanzar de este nuevo film?

Esta película está muy divertida, tiene un toque muy ‘Santiago Segura’, todo está impregnado de él. Cualquier fan del humor en general disfrutará mucho de esta película. Se sentirá identificado porque hay muchos personajes y uno u otro o lo has tenido, o lo has sufrido, o lo vas a tener.

QHE- ¿Y qué tal es eso de trabajar con Santiago Segura?

Muy divertido. Es un director que tiene mucha paciencia. Él viene de trabajar con personajes que no son actores y ha ido cogiendo esa paciencia con el tiempo. Y a mí eso me ha venido muy bien.

Además, es muy divertido aunque meta sus pullitas cuando la cagas… pero como lo hace divertido, te ríes.

QHE- ¿Ha llegado David Guapo a la gran pantalla para quedarse?

Pues la gran pantalla me gusta mucho. Evidentemente, depende del proyecto. No es una cuestión de si quiero hacer cine o tele, yo quiero seguir haciendo cosas que sean divertidas para la gente. Menos striptease, de momento…

QHE- Qué te resulta más difícil: ¿subirte a un teatro para hacer reír o ponerte al frente de la gran pantalla?

Lo más difícil es el teatro, porque tienes al público allí y la reacción es directa. Si la cagas, lo notas al momento. En el cine, una vez has grabado, puede que la película no funcione en salas, pero no te llega esa sensación de que no estás haciendo gracia, en cambio, en directo, en el teatro sí. Además, debes tener más capacidad de improvisación y en el cine vas con red, muy seguro.

QHE- ¿Es necesario saber improvisar para hacer reír?

A este nivel, sí. Hay niveles de monologuistas, pero si quieres estar en el TOP 5 o TOP 10 tienes que ser más completo: ya no solo improvisar, sino tener muchas herramientas de directo y poder conquistar así. Son muchos detalles que, juntos, marcan la diferencia.

Si te fijas, no hay tantos monologuistas que llenen los teatros. Yo creo que parte de la gracia de un monólogo es que tiene que quedar natural porque hace más gracia.

QHE- Nos recibes en el Teatro Borràs, donde actúas ahora con tu monólogo ‘Que no nos frunjan la fiesta 2’. ¿De qué habla David Guapo en este monólogo?

Pues es muy divertido y no lo digo yo, lo dice todo el mundo. Este monólogo está funcionando muy bien porque mantiene la línea del primero y es todo material muy nuevo porque quiero sorprender en directo. Así que si te gustó el primero, te gustará este. Y si no has visto el primero no pasa nada porque no siguen un orden.

QHE- ¿Qué quería ser David Guapo de mayor?

Pues muy feliz, y de momento lo estoy consiguiendo. No tenía una meta fija, pero sí tenía claro que todo iba a girar en torno a un escenario y al público.

Al final, me dejo llevar: si la gente pide música, hago música, y si la gente pide reír, hago reír.

Aunque si nos ponemos a confesar… a mí me gustaría ser estrella de la NBA… pero como solo me quedé en guapo porque no era tan alto, me dijeron que no valía para la NBA [risas].

QHE- ¿Cuál es tu referente en el mundo del humor?

Empecé a hacer monólogos sin saber lo que eran. Yo no seguía ni los monólogos ni a los monologuistas, no era algo que yo conociera. Y de repente, pues sí, me encontré haciendo monólogos.

QHE- Entonces, ¿eres tú tu referente?

Sí [risas]. Sí, me tengo como un referente. Al final, si quieres mantener tu personalidad no tienes que tener muchos referentes en el mismo terreno. Sí que hay compañeros que me hacen mucha gracia pero no los tengo como referentes porque nunca podría llegar a ser como ellos. Por ejemplo, Leo Harlem me hace mucha gracia, pero yo no puedo ni hacer el texto como él lo hace ni a su ritmo, con lo que no es un referente para mí.

QHE- ¿Cansa el tener que reír y hacer reír a todas horas?

No. Cansa viajar. El momento de hacer reír es el más guay, cansa hacer la prueba de sonido primero y todo lo que no tiene que ver con el hacer reír, pero haciendo reír yo me lo paso muy bien. Ahora, corto a tiempo: antes hacía los monólogos mucho más largos y es importante saber cortar a tiempo, porque hay un momento en el que ya no vamos a hacer reír más. En Estados Unidos hacen espectáculos de 45 minutos; aquí estamos en una hora y cuarto.

QHE- Parece que la comedia en España está de bajón. ¿Qué ha pasado?

El humor nunca pasa de moda, pero creo que en el circuito más pequeño sí que es cierto que hay bajón. La realidad es que en España se trata muy mal al desconocido, y al conocido se le trata muy bien. Como a la gente no le gusta descubrir, el circuito del bar ya se ha perdido y gran parte de culpa la tienen los monologuistas, porque muchos se han venido muy arriba.

Ha habido una burbuja: todo el mundo quería cobrar lo mismo que los que cobraban mucho… no había un criterio empresarial en el mundo de los monólogos como sí lo hay en otros artes. Y eso ha quemado el negocio porque si tú vas a actuar y cobras demasiado, el del bar no te va a contratar.

QHE-¿Cuáles son tus planes de futuro? ¿Ser feliz?

Manteniendo la línea de ser feliz… sí que pienso en el futuro, pero más desde el punto de vista empresarial que artístico, porque artísticamente afortunadamente tengo esa libertad de que si el público sigue viniendo, yo seguiré haciendo comedia, pero si dejan de venir tendré que dedicarme a otra cosa, pero de momento no apunta a que vaya a dejar de hacer gracia.

Al drama no me voy a dedicar… ¡eso seguro! [risas].

QHE- ¿Tendremos nuevo disco de David Guapo?

Pues… sí. Yo creo que sí.

QHE- ¿¡Estás en ello? 

Estoy en ello. ¿Quieres que te cante a capella un tema? [risas]. No, todavía no puedo, no quiero adelantar.

De hecho, el siguiente espectáculo que estoy preparando sí que va en esa línea de cantautor, no como un musical, pero sí quiero indagar más en ese mundo.

QHE- ¿Tenemos fecha para eso?

No lo sé… en un año yo creo que ya lo tenemos. ¡Pero no prometo nada! Es una fecha aproximada.

MUY PERSONAL, POR ANNABEL SAAVEDRA

¿Superestrella del rock favorita?

Banda de rock, Led Zeppelin.

¿Barça o Madrid?

¿Pa’ qué?

¿Cine o teatro?

Teatro… o cine… no sé, donde esté yo.

Te pirra la comida…

Me pirra la comida. Ahora estoy en fase de vegetariano.

¿Con calcetines o sin?

Sin calcetines, para todo.

¿Una serie?

Pues si no la habéis visto, Bola de Dragón. Y así más moderna Stranger Things, Juego de Tronos, Breaking Bad…

Si tuvieras poderes mágicos, ¿cuál elegirías?

El del genio de Aladdín. Porque ese te da un amplio rango de acción.

¿El mejor piropo que te hayan dedicado?

Pues no me lo dijeron a mí, se lo dijeron a una amiga y me pareció cuanto menos sorprendente; le gritaron: “Estás tan bien que te mearía encima”. ¿Qué clase de mente enferma te puede soltar eso?

A mí… no sé si me dicen muchos piropos, como lo de guapo ya lo tengo en el nombre… no sé si es porque lo piensan o por el nombre.

¿Te han hecho la ‘cobra’ alguna vez?

No, porque elijo muy bien el momento, sé leer muy bien las señales.

¿Un lugar para una escapadita?

Mi casa, estoy muy bien: delante del mar, tranquilo, con mi piano y todo lo que quiero para disfrutar.

Las patatas bravas, ¿con picante o sin?

Sin. El picante no es un sabor, es una sensación.

¿Eres más de Facebook, Twitter o Instagram?

Yo las redes las uso para los fans. Como vía de comunicación creo que las mejores son Instagram y Facebook porque permiten más interacción directa.

¿Eres supersticioso?

No, cero, nada. Yo no bebo alcohol y todo el mundo tiene la superstición de brindar con alcohol. Yo brindo con agua y me va bien.

¿Superhéroe favorito?

Iron Man me gusta mucho, porque es como Batman pero en guay.

¿Qué no falta en tu maleta?

Calzoncillos, portátil con wifi y el neceser.

¿Un buen garito en Barcelona para escuchar música en directo?

El Mediterráneo. Ahí es donde empecé y la cosa sigue.

¿Qué es lo que más te frunge en la vida?

La mala educación y la incompetencia.

¿Qué es lo más cruel que te han dicho?

Es que tengo un sistema muy eficaz que es: “paso”. Puedo desconectar muy rápido cuando algo no me interesa.

¿Un consejo para un joven que quiera ganarse la vida como artista?

Le recomendaría que se formase muy bien como empresario, porque al final lo mejor que puedes hacer es ser tu propia empresa y saber gestionarte tu propia marca. Porque un gran fallo de los artistas que no valoran nada que no sea el arte. Como artista, tú eres tu mejor comercial.

¿Una palabra que te haga reír?

‘Babunda’ me hace mucha gracia. Me la dijo un amigo ruso y aún no sé qué significa.

Opiniones